jueves, 21 de noviembre de 2013

Los Umbrales

Desde el punto de vista de las disciplinas aeróbicas, el consumo máximo de oxígeno nos hablaría del tamaño de balón, y los umbrales de lo hinchado que está. Los umbrales van a determinar cual puede ser la máxima “velocidad crucero” que se puede mantener en dependencia de la distancia (o tiempo) a recorrer.

Según la intensidad del esfuerzo, el músculo utiliza de forma prioritaria una vía metabólica (combustible) u otra. Podríamos definir los umbrales como los cambios que se producen en nuestro organismo como consecuencia de utilizar un combustible u otro.

Desde la aparición de este concepto a finales de los años 50 e inicios de los 60 ha habido diferentes corrientes para definirlos, con solapamiento de las distinta definiciones, en dependencia de la escuela de la que proceda la definición (americana-europea, alemana-francesa), y con ello, distintas maneras de definirlos, incluso utilizándose el mismo nombre para los dos umbrales, y eso ha acarreado un importante batiburrillo de definiciones.

Básicamente el músculo utiliza tres vías metabólicas: grasas, carbohidratos por vía aeróbica, y carbohidratos de forma anaeróbica.
El umbral aeróbico marca el paso de trabajar preponderante con grasas como fuente de energía, a trabajar con carbohidratos (se inicia la producción de ácido láctico).
El umbral anaeróbico marca la zona en la que el sistema anaeróbico se hace más principal que el aeróbico en la provisión de la energía (el ácido láctico se acumula).


¿Cómo se miden?
En realidad sólo hay dos métodos: ventilatorio y metabólico.
Ventilatorio: a partir de la medición de los gases respirados durante un esfuerzo progresivamente creciente (se llama ergoespirometría), básicamente por los cambios que se producen en la concentración del oxígeno y el CO2 en el aire espirado.
Metabólico: determinación en sangre de la concentración de ácido láctico después de haber hecho esfuerzos a distintas intensidades.
Otros: a partir de la determinación de la frecuencia cardiaca (test de Conconi), o la frecuencia respiratoria, incluso por determinación hormonal. No ofrecen una adecuada exactitud entre lo que se mide y lo que se pretende interpretar, y son poco reproducibles. Concretamente el test de Conconi puede valer, conociendo los umbrales a partir de alguno de los dos métodos de referencia (gases o ácido láctico), como monitorización de la evolución del estado físico. Pero sin el apoyo de los test anteriores ofrece demasiada imprecisión a la hora de interpretar los resultados.


¿Para qué sirve conocer los umbrales?

Existe una relación directa entre condición física aeróbica (el fondo) y el desplazamiento a la derecha en la gráfica de los umbrales. Hay dos motivos fundamentales para medirlos con exactitud:
1.- Determinar la condición física. Cuanto más tarde se registren, mayor velocidad crucero (intensidad de esfuerzo) se puede mantener para una distancia dada. Es más, si se conocen los umbrales, bajo condiciones de medición concretas (protocolo de esfuerzo adecuado), se pueden saber los ritmos de competición para maratón, media maratón, etc.
2.- Adecuar el entrenamiento a la condición física REAL del deportista. Hay por ahí muchas fórmulas que “permiten”, en base a porcentajes del máximo, suponer donde se registran los umbrales y a partir de ahí dar las intensidades del entrenamiento. Sin embargo, la determinación correcta de los umbrales dá una “foto” propia e intransferible de la condición física de uno, sin suponer un porcentaje u otro, y con ello una exactitud en las intensidades que se deben registrar para según qué entreno.

De cómo entrenarlos, hablaremos otro día.


Luis García del Moral Betzen
Especialista en Medicina de la Ed. Física y Deporte

4 comentarios:

  1. Me gustas tus artículos... escuetos y bien explicados!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la información, es clara, rigurosa y muy asequible para los legos.
    A nivel de aficionado, no es fácil encontrar este tipo de datos, ya que las revistas suelen pecar de exceso de superficialidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! me alegro que os guste, es el objetivo, algo razonablemente simple pero con rigor. Intentaremos seguir...

      Eliminar
  3. Cómo entrenarlos me interesa un montón!!!

    ResponderEliminar